Conrad, Joseph

"El corazón de las tinieblas es el corazón del hombre" (Sic. del autor)

No en vano, cuando se lee a otros autores lejanos, presentes o actuales en el tiempo, la gran mayoría de ellos coinciden en que fué leyendo a Joseph Conrad cuando se dieron cuenta de lo que verdaderamente trataba el hombre, la vida y el escribir, y como libros de cabecera los siguen releyendo.
Josef Teodor Konrad Nalecz Korzeniowski (polaco), es decir, Joseph Conrad, en cierto momento de su vida, agobiado por las deudas, y después de un intento de suicidio, decide cambiar de aires e inicia una carrera de 16 años en la flota de Inglaterra, país cuyo idioma desconocía y del que adopta la nacionalidad viajando a diversos países, tanto asiáticos como africanos, experiencia que posteriormente se reflejaría en su obra. Así, en 1890, contratado por la Sociedad Anónima Belga para el Comercio del Congo, realiza un viaje que por varias razones resulta desastroso, tanto, que las dificultades padecidas le dejaron secuelas emocionales que a lo largo de toda su vida reaparecen con frecuencia y cuatro años después, a pesar suyo, abandona el mar y se dedica exclusivamente a la literatura.
Ya desde la aparición de los primeros títulos de este autor, escritores como Henry James y H. G. Wells vieron en su narrativa la revelación de un gran escritor siendo considerado uno de los más importantes exponentes de la literatura inglesa porque no, la aventura en Conrad es muy distinta a la de los viajes acechados por los peligros de la naturaleza preguntándose "...¿Cómo poder imaginar a qué determinada región de los primeros siglos pueden conducir los pies de un hombre libre en el camino de la soledad, de la soledad extrema...?" o aseverando Observa el narrador: "Es natural, los más de nosotros nos hemos descubierto en un momento u otro cierta disposición a perdernos por el mal camino".
Un autor atemporal, universal, al que siempre hay que acudir y volver.
-> El autor en Wikipedia
-> Descargar documental y libros del autor desde aquí

Comentarios